Las hermosas islas eolias en Silicia, Palermo y los volcanes en Italia

Category: Lugares 34 0
 

El Vesubio, el Etna y las islas Eolias forman el territorio volcánico más significativo del Mediterraneo. Los volcanes en Italia van de Nápoles a Palermo, el sur italiano es una tierra de dramáticos volcanes, grandiosos recuerdos de la antigüedad clásica e imponentes iglesias y palacios.

Lipari

Se observa además una cierta tendencia a organizar mafias y camorras, así como un inesperado aire de decadencia y suciedad urbana. Para completar el cuadro, hay también una deliciosa variedad de spaguettis, raviolis, pizzas y buenos vinos. Fascinante panorama, en suma.

Volcanes en italia

ISLAS EOLIAS

Las islas Eolias son 7 pequeñas islas volcánicas dispuestas en forma de Y, al norte de Sicilia. Los vientos que barren la región explican plenamente el nombre del archipiélago. Vulcano y Stromboli son quizás las islas más interesantes, por la belleza árida y ruda de sus volcanes fuertemente activos. Ademas Vulcano, Lipari y Salina forman el tronco de la Y, mientras que  la imponente masa de Stromboli se alza en uno de los extremos.

Vulcano es un volcanes en italia que pertenecen a este grupo, con mas de 400 metros de altura, de fácil acceso, con numerosas fumarolas, barros calientes con propiedades medicinales, un fuerte olor a azufre y hermosos colores rojos y amarillos en las rocas volcánicas. Todo nos recuerda la fragilidad y el poder de la madre tierra . Desde la cima del volcán hay un magnífico panorama de las 7 islas, cuyos perfiles recortados y cortantes parecen flotar sobre las aguas turquesa del Mare Nostrum (no confundir con la cosa nostra).

POMPEIA

Corría un caluroso día de agosto del año 79 de nuestra era, cuando el Vesubio despertó de su largo sueño. La tremenda explosión lanzó enormes nubes de cenizas tóxicas sobre las ciudades romanas de Pompeia y Herculano, que quedaron sepultadas con increible rapidez, sin dar tiempo a huir a sus sofisticados habitantes.

Y la ceniza volcánica produjo uno de los milagros de conservación más increibles jamás ocurridos. Las riquísimas mansiones de las 2 ciudades romanas, repletas de frescos, mosaicos y esculturas, quedaron preservadas casi a la perfección durante 18 siglos, transmitiéndonos un testimonio  completo del avanzado modo de vida imperial, aunque sin apenas referencias a los esclavos, que seguramente trabajaban duro para hacer posible tanto glamour.

Parte de los frescos y mosaicos fueron cuidadosamente cortados de las paredes y trasladados al Museo Arqueológico de Nápoles, conforme a los usos arqueológicos del S. XVIII. Pero el resto de las ciudades sepultadas sigue en su lugar, con sus tabernas, templos, burdeles, mansiones, termas y panaderías, mostrando las facetas más diversas de la cultura romana, y  evocando con todo tipo de detalles la vida coticiana de sus habitantes.

Pompeia era una ciudad importante, con más de 20.000 habitantes, y mantiene intacta la estructura de sus calles, plazas y monumentos. Herculano, en cambio, era una villa veraniega para los patricios romanos, mucho más pequeña y compacta.

Pompeia y Herculano se encuentran hoy dentro de la gran zona metropolitana de Nápoles, una caótica y enorme aglomeración urbana que rodea el Vesubio. Un tren cercanías muy cutre llamado Circumvesubiana comunica las distintas ciudades dormitorio. El urbanismo de la zona es feo y suburbial, y parece haber un endémico problema con la recogida de basuras. Es fuerte el contraste con la grandeza de las  ruinas de hace casi 2 milenios.

ETNA

Uno de los volcanes en Italia es el Etna, con sus 3.300 metros de altitud, es el techo del mediterráneo, además de ser uno de los volcanes más impresionantes del planeta. Sus 4 bocas principales y 250 secundarias están en continua actividad y en sus laderas florece la civilización desde hace milenios.

Bajo el volcán se sitúa la bella ciudad de Taormina, en un paraje dificil y accidentado, entre grandes desniveles y precipicios, directamente colgado sobre el mar. Taormina, hoy un importante centro turístico, tiene una larga y atribulada historia, cuyo principal exponente es el impresionante teatro griego que preside la ciudad, situado en un paraje mágico, con grandes vistas al mar y al volcán.

El Festival Taormina Arte revive cada verano la función ancestral de este gran anfiteatro, donde se rinde culto al arte desde hace 2.500 años.

PALERMO, UNA LARGA CALLE MONUMENTAL.

Ademas de los volcanes en Italia podemos disfrutar de la capital de Sicilia ya que sorprende por su belleza y profusión de monumentos de distintas épocas, desde el románico al barroco. Los increibles mosaicos románicos de la capilla palatina y de Monreale tal vez sean lo más impresionante, pero hay mucho más.

Una larga calle de más de 8 km. atraviesa la ciudad en linea recta, desde el puerto hasta las colinas de Monreale, y a lo largo de ella se alinean, por algún extraño motivo, casi todos los monumentos notables de la ciudad.

En esta sorprendente recta monumental se encuentran la plaza de los 4 cantos,  la espectacular Fuente Pretoria, la  imponente catedral de Palermo y el Palacio Real con su extraordinaria capilla palatina, obra maestra del arte bizantino.

Pero no acaba aquí la cosa, pues el Corso sigue su recto percurso hacia las colinas de Monreale, donde se alza el impresionante Duomo, otra obra maestra del románico bizantino. Los mosaicos de Monreale y de la capilla palatina asombran por su minuciosidad, la vivacidad de sus colores y su abigarrada composición, creando un espacio interior de gran belleza y misticismo.

En fin, el sur de Italia es un curso acelerado de historia y geología, donde se conjugan enormes fuerzas volcánicas y culturales que nos hacen sentir insignificantes. La noción del tiempo parece estirarse y todo parece medirse como mínimo en milenios, en contraste con nuestro apretado y siempre corto programa de viaje.

Related Articles

Add Comment

Todos los derechos reservados